Por octavo día consecutivo pobladores mantenían el martes bloqueada una ruta vital, que une el oriente con el occidente del país, lo que ha causado millonarias pérdidas a exportadores y agroindustriales.

La Cámara de Exportadores estimó en 8 millones de dólares las pérdidas sólo para su sector por el bloqueo carretero en la localidad rural de Yapacaní a 450 kilómetros al este de La Paz. Los pobladores reclaman la renuncia del alcalde David Carvajal al que acusan de ineficiente y corrupto.

Goran Vranicic dirigente de los exportadores dijo el martes que un "problema político" que no halla solución está afectando el comercio exterior. Por esa ruta se exporta soya, girasol entre otros y transita buena parte de la producción agropecuaria a mercados del occidente andino donde está La Paz.

Decenas de vehículos continuaban atrapados por la protesta. Los manifestantes se mantienen en vigilia en la carretera y cortaron el tráfico con llantas, escombros y troncos. Otros transportistas optaron por una antigua y precaria ruta y elevaron el costo del transporte.

El alcalde Carvajal, que pertenece al Movimiento al Socialismo (MAS), el partido del presidente Evo Morales, aduce que sus rivales tienen intereses políticos y rechazó renunciar.

Los manifestantes tapiaron la alcaldía y el burgomaestre tuvo que huir a Santa Cruz la principal región económica y la más afectada con la protesta.

Morales calificó el lunes de "golpe de Estado a la alcaldía" la protesta en Yapacaní y dijo que está alentada por "intereses de grupo". La población de unos 16.000 habitantes estaba desbastecida de alimentos.