El Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU. aprobó hoy la nominación de Roberta Jacobson como secretaria adjunta de Estado para Latinoamérica, lo que abre el camino para la votación definitiva en el pleno de la Cámara Alta.

Dos senadores republicanos, Marco Rubio y Bob Corker, emitieron los únicos votos en contra de la confirmación de Jacobson, que actualmente ocupa el cargo de forma interina y que fue nominada oficialmente por el presidente Barack Obama el pasado 27 de septiembre.

La diplomática obtuvo diecisiete votos a favor, siete de ellos de senadores republicanos, en una sesión presidida por el demócrata John Kerry, que subrayó su "apoyo personal" a la candidata.

"El hemisferio occidental es un área clave para Estados Unidos, pero de alguna forma las últimas administraciones, incluida la actual, no han logrado concederle la atención que merece. De ser confirmada, confío en que Jacobson ayudará a hacer precisamente eso", afirmó Kerry antes de la votación.

Por su parte, Rubio justificó su voto en contra de la funcionaria por su "preocupación por las políticas de la adiministración en el hemisferio", y se comprometió a "votar contra cualquier persona nominada para un cargo en la región hasta que se enfrenten esos asuntos".

En concreto, se refirió a la "falta de oposición clara" del Gobierno estadounidense al reciente proceso electoral en Nicaragua, que resultó en la reelección del presidente Daniel Ortega, y a la situación del contratista estadounidense Alan Gross, detenido en Cuba por supuestas actividades de espionaje.

La actitud que Rubio espera de Estados Unidos hacia Cuba es una "clara señal de apoyo a la democracia" en la isla, y la forma de transmitir ese mensaje es "a través de sanciones", según aseguró en declaraciones a la prensa tras la sesión.

El senador se opuso además a las nominaciones de Adam Namm como embajador en Ecuador y de Mari Carmen Aponte como jefa de misión en El Salvador, pero su voto no impidió que el comité aprobara también sus designaciones.

De ser confirmada en el pleno del Senado, en una votación que debería tener lugar antes del cierre de esta sesión el 31 de diciembre, Roberta Jacobson se convertirá en la primera mujer en dirigir las relaciones de EE.UU. con Latinoamérica.

La funcionaria ha ocupado de forma provisional el cargo desde agosto, cuando el anterior responsable, Arturo Valenzuela, dejara su cargo para regresar a la docencia en la Universidad de Georgetown.

Licenciada en la Universidad de Brown, Jacobson obtuvo una maestría en la Facultad de Leyes y Diplomacia de Fletcher, y comenzó su carrera en el Departamento de Estado como becaria en la oficina de Gestión Presidencial.

En la actualidad la diplomática cumple funciones también como principal subsecretaria de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, y antes de eso fue subsecretaria de Estado adjunta para México y Canadá (2007-2010).

Entre 2003 y 2007, Jacobson dirigió la Oficina para Asuntos Mexicanos del Departamento de Estado, y del 2000 al 2002 fue "número dos" en la embajada de Estados Unidos en Perú.