AMHERST, Nueva Hampshire, EE.UU. — El aspirante republicano Rick Perry se esfuerza por convencer a los votantes de su intransigencia en materia de inmigración.

Y cuenta con un respaldo crucial en ese aspecto.

El sheriff de Arizona Joe Arpaio dio su apoyo formal a Perry el martes en Nueva Hampshire, en una nueva visita al estado donde comienzan las elecciones primarias.

Arpaio dijo que no conoce bien a Perry, pero respeta su experiencia en la frontera. Mitt Romney y otros aspirantes habían solicitado el respaldo del sheriff de Maricopa.

Pero al menos un republicano influyente en Nuevva Hampshire rechaza al sheriff famoso por sus redadas.

El ex presidente del partido, Fergus Cullens, comparó a Arpaio con los policías que usaban perros y mangueras para dispersar a los manifestantes que luchaban por los derechos cívicos de los negros.

Perry tiene problemas con la derecha de su partido porque una ley de Texas firmada por él permite a los inmigrantes pagar una matrícula reducida en las universidades dependientes del gobierno estatal aunque hayan ingresado al país ilegalmente.