El gerente general Brian Sabean y el manager Bruce Bochy renovaron el martes sus contratos con los Gigantes de San Francisco, ambos atados hasta la temporada 2013 y con opciones para 2014.

Las renovaciones era algo que se esperaba. El director ejecutivo de los Gigantes Larry Baer se comprometió durante el receso en retener a ambos, luego de haber llevado al equipo al título de la Serie Mundial de 2010, que fue el primero de la franquicia desde que se mudó a California en 1958.

Es muy conocida la cercanía entre Sabean y Bochy, en constantes reuniones previo y después de los juegos.

Baer, quien hace poco asumió la dirección ejecutiva en reemplazo de Bill Neukom, no quería alterar la armonía.

"Se entienden muy bien. Es la clave de la relación", dijo Baer. "Creo firmemente que Brian y Bruce son los mejores en su oficio y su trayectoria lo demuestra".

Sabean es el gerente con más años en el cargo con el mismo club y ha dicho que le gustaría quedarse en San Francisco hasta el final de su carrera.

De 55 años, Sabean asumió en 1996 tras tres temporadas en el departamento de personal. También trabajó como scout con los Yanquis de Nueva York.

Bochy, de 56 años, dejó los Padres de San Diego en 2007 y reemplazó al dominicano Felope Alou.

"Nos respetamos mutuamente. Escuchamos que lo que nos decimos. Brian está siempre disponible", dijo Bochy. "Nos comunicanos bastante durante el curso de la temporada. No hay distancia o separación".

Los Gigantes terminaron la pasada temporada con marca de 86-76, quedando fuera de los playoffs. Sufrieron duras lesiones, entre ellas las del receptor Buster Posey y el segunda base Freddy Sánchez.

Su principal prioridad con miras a la próxima temporada es reforzar la ofensiva, sin perder de vista la necesidad de tener flexibilidad en su presupuesto para retener a sus ases Tim Lincecum y Matt Cain con contratos a largo plazo.