El chef español José Andrés aseguró hoy que "hay que dejar de lanzar dinero a los problemas para invertir en las soluciones", durante su participación en un Foro de Inversiones en Haití.

El conocido cocinero español, que dirige la ONG World Central Kitchen, presentó en Puerto Príncipe sus proyectos de cocina limpia y eficiente para ayudar a la población haitiana.

"La ayuda al desarrollo debe adaptarse a la cultura local. Los modelos no se pueden imponer, y deben tener siempre una proyección a largo plazo y apostar por la sostenibilidad", afirmó en entrevista a Efe en un hotel de la capital.

Reivindicó su oficio de cocinero y remarcó que "la alimentación puede ser un motor social y económico, un motor de cambio. Abogamos por una cocina que sea más eficiente y más sana".

En colaboración con otras ONG, José Andrés mostró nuevos modelos de cocina portátiles solares y otras alimentadas por papel reciclado, como una manera de reducir los costes de las familias haitianas más necesitadas y evitar la deforestación que implican las cocinas de leña.

"Estamos comenzando con una cantina en Font Verrettes (oeste de Haití), donde no solo preparamos comida si no que ofrecemos formación para las mujeres cocineras", explicó.

El chef español radicado en Washington y nombrado por la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, embajador culinario, se mostró esperanzado por el futuro de Haití, y destacó que pese a la devastación causada por el terremoto de enero de 2010 se ven "avances" en el país.

Resaltó, además, la importancia de iniciativas como la del Foro de Inversiones, impulsado por la Fundación Clinton y el Banco Interamericano de Desarrollo, que reúne entre hoy y mañana a casi un millar de inversores internacionales en Puerto Príncipe.

"La labor del expresidente Bill Clinton es ejemplar. Podía dedicarse a otras cosas, y se ha volcado con Haití de una manera espectacular", dijo al remarcar el imán que genera el exmandatario estadounidense.

José Andrés fue nombrado en 2011 cocinero del año en EE.UU. por la Fundación James Beard, galardón conocido como el Óscar de la gastronomía.