Las fuerzas de la OTAN posiblemente fueron atraídas para que atacaran puestos fronterizos paquistaníes por una maniobra calculada del Talibán, según informes castrenses preliminares de Estados Unidos sobre el peor incidente de fuego amigo que ha afectado a Pakistán desde el inicio de la guerra en Afganistán.

La OTAN mató a 24 soldados paquistaníes en un ataque aéreo lanzado el fin de semana en lo que parece un caso de identidad equivocada, según se enteró The Associated Press.

El sábado por la mañana, el Talibán atacó una patrulla conjunta de efectivos de Estados Unidos y Afganistán. Mientras perseguía al enemigo en una zona con demarcación fronteriza deficiente, la patrulla solicitó que helicópteros artillados y de ataque de la OTAN abrieran fuego contra un puesto militar paquistaní de avanzada al confundirlo con un campamento rebelde.

Funcionarios estadounidenses afirman que según los informes, el Talibán quizá intentó deliberadamente provocar el ataque ocurrido al otro lado de la frontera para asestar un golpe a la frágil sociedad que tienen las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN con los soldados paquistaníes en una región limítrofe que no está bien definida.

Las fuentes solicitaron el anonimato para hablar sobre asuntos secretos y dar a conocer parte del contenido de los documentos.

El incidente ha puesto en picada las relaciones entre Estados Unidos y Pakistán, y que siempre han sido difíciles.

El martes, el general paquistaní Ashfaq Nadeem describió el ataque de la OTAN como "acto de agresión deliberado".

El general James Mattis, jefe del Comando Central de Estados Unidos, anunció el lunes que asignó al general de brigada Stephen Clark, oficial de operaciones especiales de la Fuerza Aérea, para que encabece la investigación del incidente.

Mattis dijo que en la pesquisa deben participar personal de las fuerzas que encabeza la OTAN en Afganistán, así como representantes de los gobiernos afgano y paquistaní.