Los tenistas argentinos reconocieron el martes que España es la favorita cuando se enfrenten a partir del viernes en la final de la Copa Davis.

La serie se disputará en la cancha de tierra batida en Sevilla, la superficie favorita de los españoles que cuentan en su equipo con dos jugadores ubicados entre los cinco primeros del ranking mundial: Rafael Nadal (2) y David Ferrer (5).

"Presión siempre hay, más en una final. Pero ellos son más favoritos que nosotros y tienen mayor presión", señaló David Nalbandian, toda una leyenda argentina en la Davis y 64to del escalafón de la ATP. "Es una serie muy complicada, donde podemos ganar o perder todos los puntos. Hay que prepararse bien".

Argentina busca su primer título de la Davis en su cuarta final. En 2008 perdió en Mar del Plata ante España la serie por el campeonato.

Nadal y Ferrer suman un récord inmaculado de 25-0 en eliminatorias de la Davis en polvo de ladrillo, mientras que España no pierde una serie como local desde 1999.

"Cada punto de la serie es muy valioso y complicado. Los del viernes, en particular, son muy difíciles para mí y para el otro singlista que le toque jugar", señaló Del Potro, según declaraciones publicadas por la agencia Europa Press.

Del Potro, 11ro en el ranking mundial, llega a la final de la Davis descansado tras no disputar la Copa Masters en Londres, a diferencia de Nadal y Ferrer que jugaron allí la semana pasada.

A pesar del favoritismo que sus jugadores le otorgan a España, el capitán argentino Tito Vázquez cree que la serie puede definirse para cualquier lado.

"Estamos en la época de globalización así que podemos ganar o perder 4-1 ó 1-4 ó 3-2. Rafa es baluarte en tierra y Ferrer también", apuntó Vázquez.

"Es el mejor grupo que tenemos en Argentina en este momento sin ninguna duda. Fue acertado venir con cinco", agregó.