La adaptación al cambio climático, fenómeno que este año reducirá en cerca de un millón de sacos la cosecha colombiana de café, ocupará de lleno a los cultivadores del grano en su congreso anual, dijeron hoy los responsables del sector.

"Caficultura climáticamente inteligente" es el lema adoptado para esta cita de los productores de café del país, que se reunirán del 30 de noviembre al 2 de diciembre próximo en Bogotá, convocados por la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (FNC).

El presidente de la FNC, Luis Genaro Muñoz, dijo en un encuentro con la prensa que los cultivadores del grano pasarán revista a la situación del sector a lo largo de 2011, año de intensas lluvias que afectaron la producción.

Los cafeteros cerrarán este período con una cosecha de ocho millones de sacos de sesenta kilos, un millón por debajo de la meta que se habían trazado, según lo admitió Muñoz.

Tras la evaluación, los cultivadores analizarán "a fondo las diferentes alternativas que tiene la caficultura para adaptarse y ser productiva pese a los efectos del cambio climático", según resaltó la FNC al anticipar el tema central de la cita.

La fuente explicó en un comunicado que los más de 120 dirigentes del sector en todo el país que participarán en el encuentro se ocuparán de las "prioridades" de la caficultura y deberán proponer y recomendar programas y acciones en favor de los productores y la sostenibilidad del sector.

El énfasis estará en el cambio climático, del que discutirán "la implantación de iniciativas que permitan atenuar" sus efectos en la producción de café, que "se ha visto fuertemente afectada recientemente por el fenómeno de la Niña", agregó la FNC.

Además de las condiciones meteorológicas adversas, en la baja de la producción cafetalera colombiana también ha influido la roya, hongo que daña los arbustos.

El Congreso Nacional de Cafeteros de 2011 es el septuagésimo sexto de los cultivadores colombianos del grano, que suman unos 513.000 y que tienen un área sembrada de más de 870.000 hectáreas.