Los equipos de rescate aumentaron hoy hasta 18 la cifra de muertos y decenas de desaparecidos por el colapso de un puente el sábado pasado en la provincia indonesia de Kalimantán Oriental, ubicada en la mitad sur de la isla de Borneo.

"Esta mañana hemos recuperado cinco cadáveres que flotaban en el agua", declaró el jefe de la policía provincial, Bambang Widaryatmo, a los medios locales.

Widaryatmo confirmó que decenas de personas continúan dadas por desaparecidas tras el accidente en el puente de 720 metros de largo, que une las ciudades de Tenggarong y Samarinda.

Unos veinte submarinistas profesionales comenzaron hoy la búsqueda de cadáveres en el río Mahakam, después de que las fuertes corrientes de los últimos días y la pobre visibilidad les obligasen a posponer en varias ocasiones la operación.

"El puente estaba fuera de servicio pero continuaba abierto a la población. Uno de los cables de suspensión se rompió y rápidamente ocurrió lo mismo con otros cables. Se hundió en treinta segundos", manifestó el portavoz de la Agencia Nacional de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho, según la edición digital del diario "The Jakarta Post"

El desarrollo y modernización de la red de infraestructuras es una de las asignaturas pendientes del Gobierno de Indonesia -un país que crece a un ritmo superior al 6 por ciento anual-, según el Banco Mundial y otros organismos internacionales.