Pistoleron atacaron el lunes un gasoducto en la península del Sinaí, en Egipto, provocando la suspensión de las exportaciones a los países vecinos, Israel y Jordania, informó la agencia estatal egipcia.

El ataque del lunes fue el segundo del mes y el octavo contra el gasoducto desde que comenzó la revuelta prodemocrática que derrocó al líder autoritario Hosni Mubarak en febrero.

La agencia dijo que los atacantes detonaron explosivos en un tramo de la línea que transporta gas natural cerca del pueblo de El-Arish en el norte del Sinaí. Las explosiones provocaron dos grandes incendios.

MENA indicó que las principales válvulas del terminal fueron cerradas de inmediato y que el fuego fue extinguido. Pero las exportaciones a Jordania e Israel fueron suspendidas, asimismo el servicio de gas a los usuarios locales, viviendas e industrias.