La OCDE pidió hoy una actuación sin demora del Banco Central Europeo (BCE) para evitar la recesión, porque la crisis de la deuda en la zona euro no puede esperar a que el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) esté en marcha.

"La situación es muy crítica" y ante un FEEF que "tarda en ponerse en marcha", la respuesta tiene que venir del BCE, que tiene la capacidad de "actuar para impedir el contagio", señaló el economista jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Pier Carlo Padoan.

Padoan, que también se mostró a favor de los eurobonos como complemento a una mayor disciplina fiscal en la eurozona, justificó el recurso al BCE porque "es una cuestión de prioridad", más allá del debate sobre si está habilitado para intervenir masivamente en el mercado de las deudas soberanas.