El primer juicio de tribunal militar del depuesto dictador de Túnez y de 22 de sus principales aliados comenzó el lunes.

El ex presidente Zine El Abidine Ben Alí huyó a Arabia Saudí el 14 de enero después de una insurrección y desde entonces ha estado siendo juzgado en ausencia en una corte civil.

El coronel Marouane Bouguerra, fiscal general militar, dijo que el juicio iniciado ante un tribunal militar de Kef, en el noroeste del país, trata sobre el asesinato a balazos de 22 manifestantes en los poblados de Thala y Kasserine durante el levantamiento. Los cargos conllevan una sentencia de muerte.

Entre los acusados están dos ex ministros del Interior, el director de seguridad y el jefe de las brigadas de seguridad especial. La agencia estatal de noticias reportó que todos ellos han negado haber emitido órdenes de disparar a los manifestantes.

El juicio fue aplazado hasta el 12 de diciembre.