El aspirante a la postulación presidencial republicana Newt Gingrich quiere aprovechar el respaldo que recién recibió del diario más importante de Nueva Hampshire para ganar impulso político en otros estados.

Gingrich se dirigía el lunes a Carolina del Sur para iniciar una gira electoral de tres días.

Su más inmediato rival, el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, no hará campaña el lunes, aunque sus asesores trabajaban en restarle importancia al respaldo dado por el The New Hampshire Union Leader a Gingrich en el llamado "huerto" de Romney. El rechazo del diario a Romney, quien encabeza los sondeos de opinión en Nueva Hampshire con una diferencia cómoda, podría alterar el panorama electoral en ese estado.

"No respaldamos a candidatos con base en su popularidad en los sondeos de opinión o las personalidades que lo respaldan. Buscamos conservadores con coraje y convicción de mentalidad independiente, anclados en sus creencias más profundas sobre esta nación y su gente y el mejor dotado para el cargo", dijo el diario en un editorial de primera plana publicado el domingo.

El editorial del Union Leader es un indicio de los temores conservadores sobre la volatilidad de Romney en temas fundamentales, como el aborto y los derechos de los homosexuales. Esos temores impulsaron a Romney a no acudir el 3 de enero a las asambleas locales de partido ("caucuses") de Iowa.

Al mismo tiempo, el respaldo aumenta las credenciales conservadoras de Gingrich. El candidato pasó la semana defendiendo su política de inmigración ante las acusaciones de que implica una forma de amnistía.

Gingrich iniciaba el lunes su gira electoral por Carolina del Sur, el primer estado meridional con elecciones primarias, donde asistirá a un coloquio público acompañado por el representante Tim Scott y activistas del movimiento conservador Tea Party en Charleston.

Romney, que se ha tomado unos días de descanso, sigue centrado en una estrategia a largo plazo que no salta de un acontecimiento a otro. La semana pasada obtuvo el respaldo del senador John Thune, un conservador de Dakota del Sur, que sumó a su lista de seguidores.