La agencia Fitch anunció hoy que mantiene su calificación de la deuda soberana de EE.UU. en la máxima nota posible, "AAA", pero rebaja la perspectiva a negativa, una semana después del fracaso de las negociaciones del "supercomité" del Congreso para alcanzar un acuerdo en la rebaja del déficit.

"La perspectiva negativa refleja la decreciente confianza en que se aprueben las medidas fiscales necesarias para situar a las finanzas públicas de EE.UU. en una senda sostenible", indicó la agencia en un comunicado, en el que asegura que las posibilidades de una rebaja en los próximos dos años son del 50 %.