China expresó hoy su "profundo sobresalto" por el ataque llevado a cabo por la OTAN en la frontera de Pakistán con Afganistán, en el que murieron decenas de soldados paquistaníes el pasado sábado, y pidió una investigación "a fondo".

"China expresa su profundo sobresalto por el incidente y su gran preocupación, así como condolencias a las víctimas en Pakistán", manifestó hoy en rueda de prensa el portavoz de turno del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hong Lei.

El ataque, el más grave ocurrido entre los dos aliados, tuvo lugar cuando helicópteros de la OTAN, al parecer desplegados en territorio afgano, penetraron en el espacio aéreo paquistaní y atacaron dos puestos de control en la región tribal de Mohmand.

En la acción bélica perdieron la vida 26 efectivos de las Fuerzas Armadas Paquistaníes y otros 13 sufrieron heridas.

China, que tiene en Pakistán a uno de sus principales aliados en la región, pidió hoy respeto por la soberanía del país oriental.

"China cree en la independencia de Pakistán, su soberanía e integridad territorial deben ser respetadas. Hay que investigar a fondo y con seriedad el incidente y resolverlo de forma adecuada", expresó el portavoz Hong.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, señaló el domingo que la muerte de los soldados paquistaníes fue trágica y no intencionada.