El diario cubano Granma, órgano del Partido Comunista (PCC, único), considera que la XVII Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático (COP) que comienza hoy en Durban (Sudáfrica) llega "viciada" por la falta de voluntad política de los países desarrollados.

El periódico afirma hoy en un artículo que "no se observa disposición por parte de las grandes potencias para lograr un acuerdo justo y balanceado (...)".

En ese sentido, opina que de no concretarse ese acuerdo "significaría perpetuar el egoísmo y la irresponsabilidad, actitud que Cuba ha denunciado como ética y políticamente inaceptable".

Asimismo, señala que la cita de Durban mantiene el denominador común de sus antecesoras en Copenhague (Dinamarca) y Cancún (México), llega "viciada por la falta de voluntad política de los países desarrollados para reducir sus emisiones y asumir su responsabilidad histórica con el cambio climático, determinada por sus insostenibles patrones de producción y consumo".

También critica a las principales economías mundiales, a las que califica como "los verdaderos victimarios" que "absurdamente exigen más implicación a las emergentes, mientras promueven el derroche y el consumo irracional de los limitados recursos del planeta".

Granma sostiene que los que acudan a Durban "serán responsables de aprovechar esta última oportunidad de concertación de medidas concretas que podrían salvar a la humanidad... o perderse entre los condicionamientos y las exclusiones para volver a fracasar".

La cumbre del clima organizada por la ONU se celebra hasta el próximo 9 de diciembre con la pretensión de hacer realidad un acuerdo que dé continuidad al Protocolo de Kioto y lograr de los países un calendario de compromisos para avanzar en la lucha contra el cambio climático.

Kioto es un tratado por el que 37 países industrializados y la Unión Europea (UE) se comprometieron a reducir sus emisiones de CO2 en una media del 5 % con respecto a 1990 entre 2008 y 2012.