Emily Robison admite que para ella fue un poco "extraño" ver "Dixie Chicks Storytellers" cinco años después de que el espectáculo se transmitió por primera vez en televisión.

El show se grabó en el 2006 y la multiinstrumentalista de las Dixie Chicks dice sentir que ha pasado toda una vida. Muchas cosas han cambiado, incluyendo el clima político de la nación y la actual e indefinida pausa musical del trío. El episodio "VH1 Storytellers", disponible el martes por primera vez en DVD, es el único material que el público verá próximamente de las Dixie Chicks (aunque el año pasado realizaron una pequeña gira con los Eagles).

"Es como un obsequio para nuestros fans", dijo Robison en una entrevista telefónica desde Texas la semana pasada. "Sé que han sido pacientes y que están un poco frustrados por nuestra ausencia en este momento. Así que es algo que sentimos que podemos ofrecerles, supongo".

"Storytellers" se grabó tras el lanzamiento de "Taking the Long Way", ganador de cinco premios Grammy incluyendo álbum del año, y que ahora marca el fin de la discografía de las Dixie Chicks, por el momento.

El grupo todavía se estaba recuperando de la controversia generada por los comentarios de la cantante Natalie Maines contra el presidente George W. Bush y la amenazante guerra en Irak en el 2003. Perdió cerca de la mitad de sus seguidores en la furia subsiguiente, pero contraatacó fuerte y consiguió apoyo por múltiples costados.

El DVD documenta una época cruda para la banda, y la emoción compartida en canciones como "Not Ready to Make Nice" o "Easy Silence" es palpable. Robison dijo que sintió algo similar a una dislocación al ver una copia del DVD hace unos meses. Muchas de esas heridas emocionales han cicatrizado desde entonces.

"Guardo sentimientos encontrados", dijo Robison. "Definitivamente creo que todo sucede por alguna razón y no lamento lo que pasó ... En cuanto al modo en que lo manejamos y nuestra postura, probablemente haría lo mismo hoy. No puedo decir que me arrepiento".

La banda, que también incluye a la hermana de Robison, Martie Maguire, no es lo único que ha cambiado desde entonces. El clima político también es otro. Hace ocho años, dijo Robison, mucha de la gente que criticó a las Chicks ahora critica a viva voz al presidente Barack Obama.

"Entonces era la guerra, pero creo que la gente del otro lado ahora se da cuenta de que le gustaría tener una voz ante la administración que ahora no les gusta", dijo Robison. "Y que ellos sientan que no pueden decir lo que quieren, todo es relativo, porque ¿qué sentirían si fueran boicoteados por decir algo sobre Obama? Es ridículo. La gente debe poder decir lo que quiere".

___

En Internet:

http://www.dixiechicks.com