China quiere invertir en proyectos de infraestructura en el Reino Unido y en otros países occidentales para incentivar el crecimiento económico, según el presidente de la Corporación de Inversión China (CIC), Lou Jiwei.

En un artículo publicado hoy en el diario británico "Financial Times" (FT), Lou se muestra a favor de centrarse en la infraestructura porque permite generar demanda y, a su vez, un crecimiento global.

El presidente de la CIC recuerda que su país comprometió importantes recursos en el desarrollo de proyectos de infraestructura durante la crisis financiera de 2008, lo que permitió que el crecimiento económico anual pasara del 6,8% de finales de ese año al 10 % a finales de 2009.

Lou propone que los Gobiernos introduzcan políticas que favorezcan la inversión, como ajustes fiscales y reducción de impuestos, lo que generará demanda en equipos industriales, creará empleos y recortará el gasto por subsidios de desempleo.

El responsable del CIC considera que el Reino Unido cuenta con una de las economías más abiertas del mundo, con un buen sistema legal, por lo que está interesado en participar en proyectos de infraestructura en calidad de inversor.

El interés chino coincide con el plan que da a conocer hoy el Gobierno británico para atraer al sector privado y a inversores extranjeros para ayudar a mejorar la infraestructura del país, en sectores como los ferrocarriles y las carreteras.

Este plan tiene como objetivo generar empleo cuando el paro en el Reino Unido supera el 8 % de la fuerza laboral del país.