Chile pidió hoy una ampliación de ocho años, hasta marzo de 2020, para completar los trabajos de limpieza de minas antipersonales en el país, durante la reunión de países firmantes u observadores de la Convención de Ottawa en la capital camboyana, Phnom Penh.

"En la fecha llevamos aproximadamente un 25 por ciento (de desminado) pero hay muchos factores, especialmente climáticos y geográficos, que han influido en que no vayamos con la celeridad que quisiéramos", dijo a Efe el coronel Juan Mendoza, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Desminado de Chile.

Chile dispone hasta marzo de 2012 para completar la eliminación de minas antipersonales, de acuerdo con el tratado sobre la prohibición de estos explosivos que da un plazo de diez años a partir del ingreso del país firmante.

Mendoza señaló que el desminado comenzó en 2004, dos años después de la adhesión de Chile a la convención, y que hasta 2009 no se consiguió el nivel adecuado de equipamientos para cumplir con los compromisos previstos en el tratado.

Ante la sesión plenaria, Mendoza dijo que el trabajo de Chile se ha basado en la "responsabilidad, transparencia y seguridad" y que cada uno de los campos minados y zonas de peligro están "debidamente señalizadas, delimitadas y cercadas".

En Chile hay unas 189.000 minas antipersonales que fueron colocadas en zonas fronterizas durante los años 70 y que se concentran en seis regiones: Arica y Parinacota, Tarapaca, Antofagasta, Valparaiso, Metropolitana y Magallanes.

La petición de Chile se someterá a votación en la sesión plenaria el próximo viernes, 2 de diciembre, donde requiere una mayoría de votos de los Estados parte para prosperar.

"Los estados partes consideran a Chile un modelo en el cumplimiento de sus obligaciones de desminado", aseguró a Efe Kerry Brinkert, director de la Convención para la prohibición de Minas Antipersonas, quien recalcó que el país americano ha financiado la mayor parte de los trabajos "con sus propios recursos".

Además de Chile, otros cuatro países -Eritrea, Argelia, República Democrática del Congo y República del Congo- presentaron peticiones para prolongar el periodo de trabajos.

La ministra finlandesa de Desarrollo Internacional, Heidi Hautala, anunció que Finlandia pedirá a Naciones Unidas su adhesión a la Convención de Ottawa "en las próximas semanas" y que eliminará su arsenal de minas antes de 2016.

Por su parte, Burundi confirmó que ha completado sus tareas de limpieza y que ha entrado en la lista de países libres de minas y Uganda aseguró que terminaría la misma tarea en 2012.

La Convención de Ottawa, que regula el empleo, almacenamiento, producción, venta y destrucción de minas antipersonales, entró en vigor en 1999 y actualmente ha sido ratificado por 158 países, de los que 153 han confirmado que ya no poseen dispositivos almacenados.

Entre los Gobiernos no firmantes se cuentan China, India, Rusia, Estados Unidos, Israel, Marruecos, Cuba o Singapur.