El gobierno de Venezuela expropiará a los bancos que no cumplan con la obligación de dar créditos de vivienda, dijo el domingo el presidente Hugo Chávez.

"Las instituciones correspondientes hagan el seguimiento correspondiente y díganme 'bueno, mire, este cumple' para felicitarlo y 'este no cumple', porque no quiere o porque no puede, para nacionalizarlo", dijo Chávez durante un consejo de ministros transmitido por la televisión oficial.

Chávez firmó un decreto que "conmina" a la banca a participar en el financiamiento hipotecario a largo plazo, pero dijo que no pretendía amenazar, sino cumplir con las leyes del país.

Según el Coordinador del Organo Superior de Vivienda y Ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, las instituciones privadas evadían una regulación sobre la cartera hipotecaria al otorgar préstamos sólo a corto plazo (3 años) y no en el largo de 20 ó 30 años.

"Banco que no quiera, que no cumpla, bueno. Está bien, le aplicamos la ley porque yo no voy a estar toda la vida conminando, no. Yo voy a firmar el decreto conminándolos. Aquellos que no cumplieren, porque a lo mejor es que dicen que no pueden porque esto y aquello, bueno, 'dame acá tu banco''', indicó.

Su gobierno ya adquirió el Banco de Venezuela, alegando que el español grupo Santander lo había puesto a la venta, y dijo que podría hacerse de cualquier otra institución.

Chávez ha colocado al tema de la vivienda como prioridad de cara a las elecciones presidenciales de 2012.

Este año, inició la Gran Misión Vivienda Venezuela para acelerar y dar recursos para la construcción.

Además subió la cartera hipotecaria obligatoria de la banca desde 10% al 12% de la cartera de crédito bruta anual.

Según un conteo del gobierno, unas 2,7 millones de familias o 10 millones de habitantes del país, necesitan vivienda nueva o reparar la que tienen, mientras que en el país hay unos 30 millones de habitantes.