La República Dominicana es el octavo país del mundo más castigado por los efectos negativos del cambio climático, y donde se emite el tres por ciento de los gases de efecto invernadero que destruyen la capa de ozono, según informó hoy en un documento la organización internacional Oxfam.

La entidad destacó que en una isla como la que ocupa la República Dominicana una de las más graves preocupaciones es la elevación del nivel del mar, que podría borrar la zona costera en algunos lugares.

En ese sentido, afirmó que el 70 % de la población en el país caribeño vive y trabaja en la zona costera y es allí también donde se encuentra la mayor parte de las infraestructuras, como carreteras, aeropuertos y puertos marinos.

Oxfam dijo que diversos estudios han revelado que los países industrializados llevan décadas emitiendo gases nocivos para la atmósfera que se traducen en fuertes fenómenos meteorológicos sufridos por los países más vulnerables.

La organización dio a conocer esas informaciones tras organizar hoy en un parque capitalino la "Jornada familiar por el cambio climático", que incluyó actividades artísticas y deportivas como patinaje, pintura, escultura, charlas y la realización de un mural sobre el tema.

La jornada se celebró para dar seguimiento local al proceso de organización de la XVII Cumbre Mundial por el Cambio Climático que iniciará mañana en Durban, Sudáfrica.

En ese cónclave representantes de los gobiernos del mundo, de organizaciones internacionales y de la sociedad civil debatirán diversos temas como la Convención y el Protocolo de Kyoto, el Plan de Acción de Bali, los Acuerdos de Cancún y otros puntos de discusión medioambientales.