Momentos después de ser designado oficialmente candidato para las elecciones presidenciales por el partido Rusia Unida, el primer ministro Vladimir Putin exigió a Occidente que no se entrometa en los comicios.

"Todos nuestros socios extranjeros necesitan entender lo siguiente: Rusia es un país democrático, es un socio confiable y predecible con el que pueden y deben concertar, pero al que no pueden imponer nada desde el exterior", expresó Putin ante miles de simpatizantes que agitaban banderas durante un acto en el que inauguró su campaña para volver a la presidencia en las elecciones de marzo de 2012.

Putin dejó las riendas del país en 2008 tras dos términos presidenciales, pero mantuvo su control del poder. Putin anunció en septiembre su intención de volver al máximo cargo político del país y Rusia Unida, al que pertenece, lo proclamó candidato presidencial el domingo.

La asamblea del partido fue televisada en directo, impulsando la imagen de Putin y de Rusia Unida, mientras falta una semana para la realización de las elecciones parlamentarias.

Rusia Unida ha registrado en los últimos meses una caída de su aceptación entre la ciudadanía debido a la creciente percepción de que representa de los intereses de una burocracia corrupta.

Como sea, el partido ganará con seguridad los comicios parlamentarios del 4 de diciembre, pero se prevé que perderá su actual mayoría de dos tercios que le ha permitido hacer a su albedrío cambios a la constitución.

En el ánimo de la ciudadanía también melló la decisión de Putin de intercambiar cargos con el presidente Dmitry Medvedev después de las elecciones presidenciales de marzo. Esto se presentó como un hecho durante la asamblea del partido en septiembre.

Muchos rusos ven tendencias autoritarias en Putin y temen que permanezca otros 12 años en el poder, lo cual, si ocurre, lo convertirá en el gobernante que más tiempo ha dirigido las riendas del país desde la era comunista.

La asamblea del partido del domingo comenzó con las intervenciones sucesivas de elogios hacia Putin de un obrero siderúrgico, un empresario, un agricultor, un oficial de servicios especiales condecorado y un cineasta, quienes lo describieron como el único hombre capaz de dirigir al país.

Los 11.000 delegados que llenaron la plaza deportiva de Moscú gritaron a coro "¡Putin, Putin!" y "¡el pueblo tiene confianza en Putin!".

___

El periodista de The Associated Press Vladimir Isachenkov en Moscú contribuyó a este despacho.