La mayoría de los pilotos que disputan hoy el Gran Premio de Brasil, la última carrera de la temporada, quieren la permanencia en el campeonato mundial de 2012 del brasileño Rubens Barrichello, cuya continuidad en la escudería británica Williams está en duda.

"Él es un gran piloto y una gran persona. Existe, claro, una rivalidad deportiva, pero he aprendido mucho de él y quiero que siga compitiendo el año que viene", señaló a Efe el venezolano Pastor Maldonado, compañero de Rubinho en el equipo Williams.

Barrichello, de 39 años, está en conversaciones con varios equipos, pero hasta ahora no concretó su continuidad para el próximo año en la Fórmula Uno, situación que llevó incluso a que su compatriota Felipe Massa, de Ferrari, le sugiriera un retiro "decoroso" en vez de estar "rogando" por un contrato.

El actual bicampeón mundial, el alemán Sebstian Vettel (Red Bull), señaló a periodistas que "sería una pena perder a Rubens para el futuro, porque él pertenece a aquí".

"Al final de cuentas, no creo que el tiempo que uno está en la Fórmula Uno tenga importancia, pero Rubens es inspirador, me gusta mucho el estilo inspirador de él, por el hecho de él amar lo que hace", anotó Vettel, quien ocupará la primera posición en la parrilla de salida.

Para Vettel, Barrichello "está muy feliz cuando se despierta y va para la pista".

"Eso no tiene nada que ver con la edad y Rubens no tiene ningún problema con la edad, que para él sólo es un número, pues se siente joven y renovado. Él es muy divertido y de buen carácter", dijo.

En 2012, Barrichello espera completar veinte años en la Fórmula Uno, en la que ha pasado por las desaparecidas escuderías Jordan, Stewart, Honda y Brawn, además de Ferrari, con la que competió entre 2000 y 2005.

El brasileño tiene el récord de más carreras disputadas en la historia, 324 con la de hoy, además de 11 victorias en grandes premios, 68 podios, catorce primeras posiciones en la parrilla de salida y 17 vueltas rápidas.

El británico Jenson Button (McLaren), excompañero de Barrichello en la Brawn, cuando el inglés conquistó el título, manifestó que es "óptimo ver que él todavía quiere correr",

"Yo quiero mucho que él tenga un lugar para el año que viene", apuntó Button, de 31 años y quien indicó en declaraciones durante la rueda de prensa del sábado que a diferencia del brasileño no se "ve corriendo" ocho años más, a pesar de que los años "pasan muy rápido".

El australiano Mark Webber (Red Bull) comentó que Barrichello "ha sido un tipo increíble" para el deporte del automovilismo, después de "pasar por tiempos difíciles y de tener también grandes momentos".

"Es claro que en este año él no tuvo un carro muy competitivo, mas y será óptimo tenerlo entre nosotros nuevamente el año que viene", expresó Webber.

El jueves, el alemán Michael Schumacher (Mercedes), afirmó durante la primera rueda de prensa oficial del Gran Premio de Brasil que "cruza los dedos" para que el brasileño, su compañero en los años de gloria en Ferrari y "todo un icono del automovilismo mundial", continúe en la Fórmula Uno.

Rubinho, que no entró en la tercera etapa de la clasificación del sábado, consiguió el duodécimo puesto y formará en la sexta fila, junto al británico Paul di Resta (Force India).

El Gran Premio de Brasil pone punto final al campeonato mundial de este año, aunque el título ya lo ganó Vettel anticipadamente y por segunda vez consecutiva.