La Roma anunció el lunes oficialmente la suspensión del atacante argentino Pablo Daniel Osvaldo por haber golpeado a su compatriota y compañero de equipo Erick Lamela.

El jugador será multado y no será convocado para el próximo partido con Fiorentina por la Serie A del campeonato italiano.

El técnico español Luis Enrique solicitó el castigo y, a petición de los jugadores, admitió que Osvaldo se pueda entrenar con el equipo, del cual en un primer tiempo había sido también separado.

El incidente se produjo en viernes pasado en Udine tras la derrota de la Roma por 2-0 ante el Udinese.