La exposición "Caravaggio en Cuba", que ha mostrado por primera vez en un país de América Latina y el Caribe una obra original del maestro italiano, cierra hoy sus puertas en el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, tras recibir la visita de más de 21.000 personas.

El cuadro "Narciso en la fuente", de Michelangelo Meresi da Caravaggio (1571-1610), fue el gran protagonista de la exposición, que durante dos meses mostró a los cubanos éste y otros doce lienzos de discípulos del pintor italiano.

El embajador de Italia en La Habana, Marco Baccini, dijo en la clausura que presentar la exposición "Caravaggio en Cuba" es "emblemático" porque testimonia el nivel "altísimo" de las relaciones culturales entre su país y la isla caribeña, según reportó la estatal Agencia de Información Nacional (AIN).

El diplomático adelantó la posibilidad de que en un futuro se repita algo parecido con un pintor del arte renacentista italiano de la categoría de Rafael.

La directora del Museo Nacional, Moraima Clavijo, dijo que el público cubano acogió la muestra como un "excepcional regalo" y como constancia en el libro de visitas han quedado registradas las firmas de personas muy heterogéneas, lo mismo de estudiantes de arte, que amas de casa y museólogos.

Auspiciada por el Ministerio de Bienes y Actividades Culturales de Italia, entre otras instituciones italianas, esta exposición fue diseñada especialmente para Cuba.

El "Narciso", una de las más famosas representaciones del mito clásico sobre el bello y vanidoso joven que se enamoró de sí mismo, pertenece a los finales del siglo XVI, la segunda etapa de Caravaggio.

El resto de las obras responden a la firma de Lionello Spada, Orazio Gentileschi y su hija Artemisa, Giovanni Baglione, Tommaso Salini, Orazio Borgianni, Gerrit van Honthorst, Bartolomeo Manfredi, Carlo Saraceni, Ángelo Caroselli y Hendrick van Somer.

Las pinturas pertenecen a los fondos de la Galería Nacional de Arte Antiguo del Palacio Garberini y el Convento de San Silvestre en Roma, y tienen un valor cifrado en unos 70 millones de euros (95,9 millones de dólares).