Los dos líderes palestinos rivales decidieron calladamente mantener sus respectivos gobiernos en Cisjordania y la Franja de Gaza hasta la realización de elecciones, dijo un miembro de alto rango de Hamas a The Associated Press.

La propuesta de gobiernos independientes retiraría un obstáculo importante en los esfuerzos para la reconciliación de las facciones: la necesidad de formar un gobierno provisional de unidad, pero un representante de Hamas, rival del presidente palestino Mahmud Abbas, desmintió que se haya alcanzado tal acuerdo.

Según el integrante de Hamas, el compromiso se logró la semana pasada en conversaciones directas entre Abbas, a quien respalda Occidente, y Jaled Mashal, líder de la organización islamista Hamas.

La fuente solicitó el anonimato debido a que ambos líderes decidieron no hacer público el acuerdo.

Otro funcionario importante de Hamas, Musa Abu Marzouk, dijo que al menos fue posible dejar de lado un gobierno interino y avanzar directo a las elecciones, programadas tentativamente para mayo.

Sin embargo, el enviado de Abbas, Assam al-Ahmed, rechazó el sábado que ambos líderes hubieran alcanzado tal entendimiento. "No hay posibilidad de efectuar elecciones sin un gobierno de unidad", apuntó.

La continuación de ambos gobiernos ayudará a Abbas a evitar las críticas de Occidente con vistas a los preparativos electorales.

Las potencias occidentales temen que el grupo paramilitar islámico Hamas tenga una fuerte influencia en un gobierno de unidad, incluso si es integrado con tecnócratas sin filiación política clara.

También significaría que Salam Fayad, un economista respetado a nivel internacional, permanezca a cargo de momento en Cisjordania y se garantice la continuidad del financiamiento de los países donantes a la Autoridad Palestina de Abbas.

Hamas mantendrá el gobierno en Gaza, el territorio que quitó a Abbas por la fuerza en 2007.

Dejar de lado el gobierno de unidad también eliminaría un aspecto difícil en las negociaciones entre Hamas y Abbas.