El papa Benedicto XVI instó hoy a la comunidad internacional a que en la cumbre sobre el cambio climático, que comenzará mañana en Durban, Sudáfrica, se den respuestas responsables, creíbles y solidarias.

"Deseo que todos los miembros de la comunidad internacional se muestren concordes en una respuesta responsable, creíble y solidaria, a este preocupante fenómeno", dijo el papa en un mensaje tras el tradicional rezo dominical del Ángelus en la Plaza de San Pedro.

Benedicto XVI subrayó que espera que estas respuestas "tengan en cuenta las exigencias de las poblaciones más pobres y de las generaciones futuras".

La reunión de Naciones Unidas, que acaba el 9 de diciembre, afrontará cuestiones como la reducción de gases contaminantes, sobre todo el CO2 derivado de la quema de combustibles fósiles, a lo que se comprometieron los países en la anterior cumbre de Cancún (México).

También se intentará mantener vigente el protocolo de Kyoto, que expira en 2012, y qué ocurre con aquellos países que no están dispuestos a ratificar un segundo periodo de vigencia (entre ellos Canadá, Rusia y Japón).