La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, abre mañana en Lima una minigira por Latinoamérica, que incluye a Brasil y a México, con una entrevista con el presidente peruano, Ollanta Humala, y otras autoridades locales.

Lagarde visitará a Humala en el Palacio de Gobierno y ambos ofrecerán una rueda de prensa en la sede del Ejecutivo, pero horas antes se reunirá con el ministro de Economía y Finanzas, Luis Castilla, y con el director del Banco Central de Reserva, Julio Velarde.

Por la tarde, la máxima autoridad del Fondo visitará a la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, y conocerá las experiencias de diversos pequeños y medianos empresarios.

Lagarde escribió el viernes pasado en la bitácora virtual del FMI que en los últimos años, Brasil, México y Perú "han obtenido notables resultados" y "cosechado los frutos de tener fundamentos sólidos, marcos de política sensatos y políticas macroeconómicas prudentes".

"Ahora están gozando de un crecimiento sostenido con menor grado de vulnerabilidad: su óptima situación resulta envidiable", afirmó.

No obstante, Lagarde subrayó que "América Latina no es inmune a ninguna de las tormentas que vienen de Europa" porque en un mundo interconectado, sencillamente "no hay un lugar donde escapar".

En tal sentido, Lagarde señaló que "Perú se beneficiaría de reformas continuas encaminadas a lograr un crecimiento más inclusivo y, al mismo tiempo, preservar la estabilidad macroeconómica que ha logrado con tanto esfuerzo".

"Perú es una estrella naciente y en ascenso, que sin duda forma parte de la nueva ola de mercados emergentes líderes", en tanto que "México y Brasil son grandes motores de la economía mundial", declaró Lagarde.

En opinión de la titular del FMI, México está por ponerse al timón del Grupo de los Veinte y Brasil desempeñará un papel protagónico en el debate económico mundial y contribuirá a movilizar la cooperación mundial necesaria para abordar los retos urgentes del momento.

El ministro de Economía y Finanzas de Perú, Luis Castilla, dijo ayer en entrevista con Radio Programas del Perú (RPP) que el presupuesto para el 2012 asciende a 95.500 millones de soles (35.370 millones de dólares), un 8 % más que el de este año, con un claro énfasis en los programas sociales.

"Además, mantiene un criterio técnico y de disciplina ante la incertidumbre externa, pues mal se haría inflando un presupuesto, ante la disyuntiva de si los ingresos fiscales van a crecer al mismo ritmo de años anteriores", aseveró.

Además, Castilla afirmó que Perú tendrá recursos económicos por 3.500 millones de soles (unos 1.300 millones de dólares) el próximo año, lo que representa 2 % del Producto Interno Bruto (PIB), para llevar adelante la política de estímulo del consumo, que evite una crisis financiera en el país.

Este monto resulta de los planes de estímulo económico iniciales, que representan 1 % del PIB, y de un aproximado de 500 millones de soles (185 millones de dólares) que no han sido utilizados aún en inversiones del sector público y serán transferidos al 2012, según explicó.