Saúl "El Canelo" Alvarez venció por nocaut técnico en el quinto asalto al puertorriqueño Kermit Cintrón el sábado, para hacer una exitosa defensa de su campeonato mundial superwelter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en la Plaza de Toros México.

El referí Héctor Afu detuvo el combate cuando faltaban siete segundos para la conclusión del quinto round, en los momentos en que Cintrón ya tenía mucha dificultad para mantenerse en pie y recibía muchos impactos de Alvarez contra las cuerdas.

El boxeador tapatío realizó así la tercera defensa del cetro que alcanzó el 5 de marzo ante el británico Matthew Hatton, cuando el cinturón estaba vacante tras la decisión del CMB de quitárselo al filipino Manny Pacquiao.

"Es lo que debemos hacer con esta clase de rivales que son muy peligrosos, tratar de acabar el combate rápido", comentó Alvarez al final de la pelea. "Estoy muy satisfecho por la pelea que tuve ante un boxeador muy complicado y por eso nos preparamos y trabajamos mucho".

Cintrón se presentó en la arena mexicana como ex campeón mundial welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y la Federación Internacional de Boxeo (FIB), con una foja de 33-4-1 y dos derrotas en sus últimos tres combates.

"El Canelo" conectó los mejores golpes a partir del tercer asalto. En el inicio de la pelea fue el puertorriqueño quien marcó los mejores impactos, que fueron absorbidos por el monarca mexicano de 21 años.

Cintrón, de 32 años, fue perdiendo potencia y velocidad ante las combinaciones de Alvarez, quien se presentó ante la afición de la capital mexicana con una foja de 38-0-1. En el tercer asalto tomó el control, que ya no perdería hasta la definición por decisión del referí.

Cintrón fue a la lona faltando un minuto en el cuarto asalto con una combinación de izquierda y derecha que dio en su rostro y fue salvado del nocaut efectivo por la campana, cuando Alvarez se lanzó en busca del nocaut y lo abrumabó contra las cuerdas en los últimos segundos.

A pesar del castigo y haber ido a la lona, el puertorriqueño salió para el siguiente asalto en el que la constante fue el castigo de "El Canelo", hasta que el referí decidió poner final cuando corrían 2:53 minutos del round.