Al menos cuatro personas murieron en un ataque perpetrado en una ciudad del noreste de Nigeria en el que se quemaron por completo iglesias y negocios, dijeron testigos y las autoridades.

Los hechos ocurrieron la noche del sábado en la ciudad de Geidam, en el estado de Yobe, la cual se ubica cerca de la frontera con Níger.

Testigos señalaron que los agresores hicieron explotar una estación de policía, atacaron un banco e incendiaron negocios y al menos ocho iglesias.

Los ataques sucedieron después de un ataque ocurrido el 4 de noviembre en la capital del estado que mató a más de 100 personas, el cual se atribuyó la secta musulmana radical conocida como Boko Haram.

La policía culpó a la secta de dos asesinatos ocurridos en domingo por la mañana en el vecino estado de Borno.