Más de 2.000 jóvenes del Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles venezolano inundaron hoy de música una veintena de estaciones del Metro de Caracas, en un inédito evento que fusionó uno de los emblemas culturales del país con la ciudadanía.

Con grata sorpresa recibieron los viajeros del metro las melodías que entonaron los jóvenes artistas, de entre 8 y 14 años, desde 23 puntos del subterráneo capitalino.

En la estación Miranda, en el este de la ciudad, una banda interpretó algunas canciones y, más tarde, un coro de niños cantó villancicos y otras tonadas tradicionales.

"Es un hecho sin precedentes (...) que auspicia los valores, la cultura, el encuentro ciudadano en los espacios del metro, en la fragua de una integración de los usuarios con el sistema" de Orquestas, dijo el presidente del Metro de Caracas, Haiman El Troudi, desde la estación Miranda.

"La orquesta viaja sobre rieles" es el nombre con el que el Gobierno venezolano bautizó este proyecto, que busca integrar a los jóvenes músicos con el transporte público de sus comunidades.

El ministro de Comunicación e Información, Andrés Izarra, también presente en el acto, destacó el papel del Ejecutivo en este evento que calificó de "extraordinario".

Así, el Metro de Caracas, que traslada diariamente más de un millón de personas, dejó hoy su cara más agresiva de colas e intermitentes fallas eléctricas para ser escenario de una de las expresiones artísticas más reconocidas dentro y fuera de las fronteras venezolanas. EFE

csc/dmt