Investigadores de la Universidad de Arizona buscan obtener más información sobre el estado y la presencia de los jaguares que deambulan en la zona fronteriza de Estados Unidos y México, en peligro de extinción, mediante una extensa red de cámaras de control remoto.

El proyecto de 771.000 dólares colocará cámaras durante tres años a partir de 2012 en el sur de Arizona y el suroeste de Nuevo México. El plan ha recibido una cálida acogida de los ambientalistas, pero más bien cauta de los ganaderos.

Quince años después de que el jaguar fuese catalogado como animal en peligro de extinción en Estados Unidos, el proyecto busca determinar la frecuencia con que los grandes felinos cruzan entre México y Estados Unidos, dijo Melanie Culver, la principal investigadora del proyecto y genetista para el Servicio Geológico estadounidense y la Facultad de Recursos Naturales de la UA.

En cuanto a un jaguar adulto macho fotografiado la semana pasada en el condado de Cochise, en Arizona, Culver dijo que el proyecto quiere responder a la pregunta "¿Es este el único?".

El proyecto de investigación contará con el profesor de la UA Kirk Emerson, quien tiene antecedentes importantes como mediador, para acercarse a grupos ecologistas, ganaderos, propietarios privados y otros en un esfuerzo por minimizar los conflictos relacionados con la investigación, según el diario The Arizona Daily Star (http://bit.ly/tXYR38).

Desde hace tiempo ha habido tensión entre ganaderos, ambientalistas y funcionarios del gobierno sobre la forma de conservar y estudiar los jaguares.

En los últimos 15 años se han fotografiado hasta cinco jaguares en la región. Los investigadores dicen que el nuevo proyecto de fotografías podría ayudar a determinar si esta área tiene en realidad una población residente de jaguares, o si los felinos que deambulan por la zona son migrantes transitorios de una población más grande en México.

Otros posibles resultados de la investigación incluyen la localización de los corredores en los que se mueven los animales a través de la región montañosa fronteriza, entender más sobre cómo otros animales se relacionan con los jaguares, y sobre la biodiversidad de la región en general.

También se busca ayudar a que el gobierno federal determine el principal hábitat del jaguar y preparar un plan federal de recuperación de la especie, así como aprender más sobre el impacto que tienen en el animal factores como el muro en la frontera México-Estados Unidos, los inmigrantes ilegales, y los vehículos y equipos utilizados para perseguir a los inmigrantes.

___

Información del diario Arizona Daily Star: http://www.azstarnet.com