Perú tendrá recursos económicos por 3.500 millones de soles (unos 1.300 millones de dólares) el próximo año, lo que representa el 2 % del PIB para llevar adelante la política de estímulo del consumo, que evite una crisis financiera en el país, declaró hoy el ministro de Economía, Luis Miguel Castilla.

Este monto resulta de los planes de estímulo económico iniciales, que representan el 1 % del producto interno bruto (PIB), y de un aproximado de 500 millones de soles (185 millones de dólares) que no han sido utilizados aún en inversiones del sector público y serán transferidos al 2012, dijo Castilla en entrevista con Radio Programas del Perú (RPP).

El ministro peruano dijo que las inversiones del sector público tienen una ejecución de 55 %, a la fecha, pero se espera un avance hasta el 65 % a fines de este año.

Castilla atribuyó el retraso al cambio de autoridades regionales que dan prioridad a obras nuevas y postergan la ejecución de los proyectos en marcha.

El titular de Economía señaló que el presupuesto de la República para el 2012 asciende a 95.500 millones de soles (35.370 millones de dólares), un 8 % más que el de este año, con un claro énfasis en los programas sociales.

"Además, mantiene un criterio técnico y de disciplina ante la incertidumbre externa, pues mal se haría inflando un presupuesto, ante la disyuntiva de si los ingresos fiscales van a crecer al mismo ritmo de años anteriores", dijo.

De otro lado, Castilla anunció que el gobierno tiene como meta llegar al 2016 con una presión tributaria del 18 % del PIB, tres puntos más que la presión actual, lo cual requiere mejorar la recaudación de impuestos.

El ministro dijo que el nivel de evasión del impuesto a la renta es del 50 % y de 35 % en el impuesto general a las ventas (IGV).