Al menos ocho nuevos temblores de magnitudes 2,6 a 3,1 grados Richter se registraron en la zona oriental de El Salvador, afectada por un enjambre sísmico, que ha dañado un centenar de casas sin causar víctimas, informó hoy una fuente oficial.

Los sismos tuvieron epicentro en los alrededores de la localidad de El Carmen, departamento de La Unión, que desde ayer está bajo alerta amarilla, la cual activa los mecanismos de emergencia.

El Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET) indicó que los ocho temblores se produjeron entre las 18.17 del viernes y las 06.14 de hoy, horas locales (00.17 y 12.14 GMT).

Añadió que los movimientos telúricos tuvieron profundidades focales de 1,1 a 7,0 kilómetros y se sintieron en El Carmen con una intensidad de dos en la escala modificada de Mercalli, que va de uno a doce).

El SNET registró al menos 780 microsismos en los alrededores de El Carmen entre las 14.00 del miércoles y las 16.00 del viernes, horas locales (20.00 y 22.00 GMT).

Un boletín del SNET señaló que "el origen de esta actividad microsísmica es atribuido al movimiento de las fallas geológicas existentes en la zona".

La Dirección de Protección Civil declaró ayer la alerta amarilla en la región afectada por el enjambre sísmico, a donde envió grupos de evaluación de daños.

Poco más de un centenar de viviendas de débil construcción, con materiales como bahareque y adobe, han sido dañadas por los temblores.

Muchos pobladores de El Carmen han dormido afuera de sus casas por temor a los sismos, según medios locales.

Otro enjambre sísmico se registró en ese municipio entre el domingo y el martes pasados, sin causar daños ni víctimas.