La generación de mujeres jóvenes, más preparadas en lo educativo y con gran capacidad de liderazgo, podría abanderar un cambio político no muy lejano en Nicaragua, según la socióloga Elvira Cuadra.

"Hay una nueva camada de líderes femeninas y feministas, y jóvenes, que están tanto en movimientos de mujeres como en organizaciones juveniles y que se han venido desarrollando muy rápidamente. Son líderes muy maduras para su edad", explicó a Efe esta experta nicaragüense en democracia, gobernabilidad, juventud y cultura política.

En su opinión, la falta de ciertos asuntos en la agenda pública se debe a la "ausencia de cultura política", pero "esta nueva generación podría ser la que rompa y haga el cambio".

Cuadra, autora de diversas publicaciones, la última de ellas "Jóvenes y cultura política en Nicaragua. La generación del 2000", participa en el IV Encuentro de Periodistas Iberoamericanos sobre Juventud, que concluye hoy en San Salvador.

Unido a este fenómeno, la socióloga resaltó el hecho de que las nicaragüenses han aumentado en los últimos años tanto su número de matriculaciones, en educación primaria y universitaria fundamentalmente, como su permanencia en el ciclo formativo.

"Si relacionas la mejoría en la situación de la educación de las mujeres en Nicaragua con este nuevo liderazgo puedes tener un grupo muy interesante poniéndose al frente de principales problemas e intereses del país", dijo.

Pese a que Centroamérica sigue bajo el peso de "la cultura patriarcal" y, en concreto, Nicaragua, bajo la influencia del "fundamentalismo religioso", que estereotipa a las mujeres y frena cuestiones de salud sexual y reproductiva, Cuadra destaca el empoderamiento de jóvenes rurales, que generan "procesos de reflexión ciudadana y gestión local del desarrollo".

No obstante, la violencia hacia las mujeres en Centroamérica ha aumentado en los últimos años y la que concluye en homicidio se ha incrementado un 197 % en los últimos años, según datos facilitados por el Programa de Naciones Unidas (PNUD) en El Salvador.

Para Cuadra la mayor preocupación en este asunto viene no solo por "el aumento en la frecuencia" sino por "la saña" con que se producen estos casos, agravados porque la Justicia "se convierte en una tubería sumamente engorrosa que promueve la impunidad de violadores y maltratadores y deja a las víctimas en estado de indefensión y de retardo de justicia".

Bajo el lema "Por una información que no estigmatice a las y los jóvenes", el IV Encuentro de Periodistas Iberoamericanos sobre Juventud ha reunido durante tres días a comunicadores de 11 países, expertos en la materia y representantes de colectivos juveniles.

La Organización Iberoamericana de la Juventud (OIJ), creada hace 20 años, está integrada por 21 países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.