Hombres armados mataron a un alemán y secuestraron a tres hombres de Holanda, Sudáfrica y Suecia en la ciudad de Tombuctú, la más famosa de Mali, informó el sábado un guía de turistas.

Ali Maiga informó que el sudafricano también tenía un pasaporte británico. Maiga estaba con los turistas cuando ocurrió el ataque en un restaurante de la ciudad.

Tombuctú solía ser uno de los destinos más visitados de Africa, pero ahora es una de las ciudades catalogadas por embajadas extranjeras como una de las más peligrosas para los turistas debido a los secuestros cometidos por la rama local de la red terrorista al-Qaida.

El impacto del grupo ha crecido drásticamente desde 2006, cuando la célula encabezada por argelinos se unió a al-Qaida. Expertos en seguridad estiman que el grupo ha podido acumular 130 millones de dólares tan sólo por el pago de rescates.