La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, y el comisario europeo de Política de Vecindad, Stefan Füle, subrayaron hoy la importancia de las elecciones legislativas celebradas ayer en Marruecos de cara a satisfacer las aspiraciones democráticas de los ciudadanos.

"Las elecciones del viernes son un paso importante en el proceso de reforma democrática en curso en Marruecos, iniciados por el Rey (Mohamed VI) para responder a las demandas y aspiraciones democráticas del pueblo marroquí", señalaron en un comunicado conjunto.

Los resultados parciales hechos públicos hasta ahora en Marruecos confirman que el partido islamista Justicia y Desarrollo (PJD) ha ganado los comicios.

Ashton y Füle celebraron el hecho de que los comicios se hayan desarrollado en un clima de calma y paz y que se haya incrementado la participación, "sobre la base de un marco electoral mejorado tras las recientes reformas constitucionales".

"El recién elegido Parlamento y el futuro Gobierno se enfrentarán ahora al desafío de impulsar hacia adelante reformas políticas, económicas y sociales", apuntaron.

Los dos representantes europeos abogaron por una rápida y eficaz puesta en marcha de esas reformas, y aseguraron que los ciudadanos marroquíes "deben estar en el centro de ese proceso".

Además, señalaron que, en línea con los objetivos del estatuto avanzado que tienen suscrito la UE y Marruecos, el bloque europeo seguirá prestando todo su apoyo a Rabat en sus esfuerzos de implementación de una "ambiciosa agenda de reformas".