Al parecer Aaron Schmidt había desaparecido. El estudiante de primer año de la Universidad de Dakota del Sur no respondía correos electrónicos ni mensajes en su teléfono móvil, y su familia no había tenido noticias suyas durante días.

Luego apareció una pista: la compra de un boleto de autobús a la ciudad de Nueva York con su tarjeta de crédito.

Resulta que el joven de 18 años había abordado un autobús con el plan de unirse a los manifestantes de "Ocupemos Wall Street". Llevaba apenas 40 dólares y no tenía bolsa de dormir.

Finalmente, Schmidt respondió un mensaje de texto que le había enviado un pariente y se encontró con su padre y su tío, quienes habían viajado desde Wisconsin a Nueva York en su búsqueda.

Schmidt dijo que no pensó que fuera necesario decirle a nadie sobre sus planes y quería saber cómo era el corazón del movimiento.