La estatal petrolera brasileña informó el sábado de un "pequeño" escape de gas de una de sus plataformas frente a las costas de Río de Janeiro.

Petroleo Brasileiro SA dijo en una declaración que una cantidad "mínima" de gas se escapó de su plataforma P-40. Agregó que la fuga ya fue controlada y que no hay riesgo de incendio ni explosión. No se ofrecieron más detalles.

La fuga ocurrió luego de que hace menos de tres semanas, comenzó un derrame de petróleo de un pozo de evaluación operado por la estadounidense Chevron en la costa de Río de Janeiro.

El miércoles, la Agencia Nacional de Petróleo le prohibió a Chevron que extraiga crudo hasta que identifique las causas de la fuga, aún sin controlar. La agencia ha dicho que más de 416.000 litros (110.000 galones) de petróleo de han derramado en el océano Atlántico.