El Manchester United no pasó del empate ante el Newcastle (1-1), un paso atrás en su persecución al liderato de la Liga de Inglaterra que ostenta el Manchester City, mientras el español Juan Mata tiró del Chelsea, que se rearmó anímicamente tras la contundente victoria frente al Wolverhampton (3-0).

El Manchester City es, sin jugar, el gran beneficiado de la sesión. Si el domingo gana en Anfield ante el Liverpool, aumentaría a siete su renta al frente de la tabla, una vez completada la decimotercera sesión, en la que el Wigan de Roberto Martínez se reencontró con la victoria (1-2 en Sunderland) y abandonó el último puesto de la clasificación que ahora ocupa el Blackburn de Michel Salgado y Rubén Rochina, autor del único tanto en la derrota contra el recién ascendido Stoke City (3-1).

El Newcastle subrayó su condición de equipo revelación del curso en Old Trafford. El conjunto de Alex Ferguson mantuvo un dominio infructuoso. Casi siempre estrellado ante la ordenada zaga visitante. Sin embargo, al inicio de la segunda parte, el mexicano Javier Chicharito Hernández batió a Tim Krul.

Pero una acción del senegalés Demba Ba pasada la hora de partido devolvió el duelo al equilibrio. El United acentuó su presión. Más aún con la expulsión del argentino Jonás Gutiérrez, que dejó al Newcastle con un jugador menos para el tramo final.

El Newcastle se asienta en la cuarta plaza. Que no recupera aún el Chelsea a pesar de su contundente triunfo ante el Wolverhampton, un equipo en plena lucha por amarrar la permanencia.

Mata lideró la resurrección del cuadro de Andre Vilas Boas. Intervino en los dos primeros goles, anotados por John Terry a los siete minutos y por Daniel Sturridge a la media hora. Además, firmó el tercero, que sentenció el choque.

El Chelsea, quinto, está a un punto del Newcastle, cuarto y a tres del tercero, el Tottenham, que no falló en el campo del West Bromwich Albion (1-3).

El togolés Emmanuel Adebayor volvió a ser determinante en la consecución de los tres puntos. Marcó por partida doble. Acumula cuatro goles en dos partidos. El otro fue de Jermain Defoe, a centro, también, del exatacante del Real Madrid.

El Wigan de Roberto Martínez se reencontró con la victoria, que no lograba desde la segunda sesión. Fue en el campo del Sunderland y en el tiempo añadido (1-2). Gracias a un gol del argentino Franco Di Santo.

El sueco Sebastian Larsson adelantó a los locales al inicio del choque pero el español Jordi Gómez logró, de penalti, el empate al borde del descanso. Di Santo, tras una acción de James McArthur, firmó el segundo triunfo de la competición del Wigan, que abandonó la cola de la tabla, ahora en manos del Blackburn.

El Blackburn cayó ante el Stoke City (3-1). Rory Delap, Glenn Whelan y Peter Crouch firmaron los tantos. El español Rubén Rochina hizo, en los últimos minutos, el único de los visitantes.

El belga Marouane Fellaini y el griego Apostolos Vellios dieron el triunfo al Everton en el campo del Bolton (0-2), mientras Grant Holt a falta de un cuarto de hora, propició la victoria del Norwich ante el Queens Park Rangers (2-1).