Una segunda víctima — una camarera cubana — murió a raíz de las quemaduras sufridas tras una explosión por una fuga de gas y que había dejado otras cuatro mujeres lesionadas en un hotel en la isla española de Gran Canaria, dijo el sábado un portavoz del ministerio del Interior regional.

La explosión sacudió el miércoles el hotel de lujo Cordial Mogan Playa poco después de que se detectara una fuga de gas propano cuando se surtía el combustible al inmueble.

La turista noruega Anita Berget, de 55 años, murió el jueves, y la camarera cubana Yedna Botet falleció el viernes en la noche en un hospital debido a las quemaduras graves que había sufrido.

Dos de las mujeres heridas fueron trasladas por aire a la unidad especializada en quemaduras en Sevilla, en la parte continental de España, dijo el portavoz.

La fuente solicitó el anonimato de acuerdo con las políticas de su ministerio.