Siete personas murieron en dos explosiones en el centro de Irak, informaron el sábado autoridades iraquíes.

Funcionarios de la policía dijeron que dos explosivos detonaron el sábado por la mañana en un lugar donde los trabajadores se reúnen en la villa de mayoría sunita de al-Zaidan, cerca del pueblo de Abu Ghraib, al oeste de Bagdad.

Las autoridades dijeron que los explosivos, que detonaron con minutos de diferencia, hirieron a otros 11 trabajadores.

Un funcionario del hospital general de Abu Ghraib confirmó la cifra de muertos. Todos los funcionarios hablaron bajo la condición de anonimato porque no estaban autorizados a dar información a los reporteros.

Aunque la violencia ha disminuido en Irak, los mortíferos ataques con explosivos y tiroteos ocurren casi diario mientras los soldados de Estados Unidos se preparan para irse a finales del año.