Dos de los tres estudiantes estadounidenses arrestados durante una protesta en El Cairo tomaron vuelos que los sacaron de Egipto la madrugada del sábado, y el tercero tiene planeado abandonar el país más tarde por la mañana, de acuerdo a un funcionario del aeropuerto y el abogado de uno de los tres jóvenes.

Los estadounidenses fueron arrestados en el techo de un edificio de la escuela cerca de la icónica Plaza Tahrir, el domingo.

Las autoridades los acusaron de lanzar bombas incendiarias en contra de las fuerzas de seguridad que se enfrentaban con los manifestantes.

Luke Gates, de 21 años, abandonó El Cairo el sábado en un vuelo rumbo a Francfort, Alemania, indicó un funcionario del aeropuerto de la capital egipcia. Gregory Porter, de 19, salió un par de horas después, informó su abogado.

El funcionario habló a condición del anonimato debido a que no tenía autorización para hablar con los reporteros.

Una corte en Egipto ordenó la liberación de Gates, Porter y Derrik Sweeney el jueves. Los tres estudiaban en la Universidad Estadounidense en El Cairo.

El abogado Theodore Simon, que representa a Porter, un estudiante de 19 años de la Universidad Drexel en Filadelfia, dijo que la policía escoltó a los tres estadounidenses hasta el aeropuerto el viernes. Simon dijo poco después que su cliente había abordado el avión.

Gates es un estudiante de la Universidad de Indiana. Por ahora se desconoce cuándo llegará a Estados Unidos.

Por su parte, Joy Sweeney dijo a The Associated Press que su hijo Derrik, un estudiante de 19 años de la Universidad Georgetown y oriundo de Jefferson City, Misurí, viajaría de Francfort a Washington, y luego a la ciudad de San Luis. Agregó que la familia se reunirá con él a su llegada el sábado por la noche.