La Liga Arabe se prepara para someter a votación el domingo duras sanciones contra Siria que podrían incluir la suspensión de su cooperación con el banco central sirio y la cancelación de vuelos hacia ese país.

El organismo de 22 naciones votará sobre las recomendaciones en sus oficinas centrales en El Cairo, Egipto.

En caso de que la Liga apruebe las sanciones, asestaría un fuerte golpe contra un régimen que se considera a sí mismo el centro neurálgico del nacionalismo árabe.

Siria se enfrenta a la creciente presión internacional para poner fin a la sangrienta represión del levantamiento contra el presidente Bashar Assad. De acuerdo con Naciones Unidas, la campaña del gobierno sirio ha dejado más de 3.500 muertos.

La Unión Europea y Estados Unidos han impuesto varias rondas de sanciones contra Assad y su régimen, entre ellas la prohibición de importar petróleo sirio.