El presidente Rafael Correa deseó suerte y ofreció la colaboración de Ecuador al gobernante electo de España, Mariano Rajoy.

Correa señaló durante su programa radial "Diálogo con el presidente" que siente "un agradecimiento" por esa nación europea "que recibió a centenas de miles de hermanos migrantes expulsados de mi tierra".

Comentó un reciente diálogo telefónico con Rajoy, a quien llamó para "desearle la mejor de las suertes y decirle que cuenta siempre con Ecuador para lo que necesite".

El mandatario ecuatoriano dijo además que la pérdida del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se debió a la crisis europea "que ha destrozado a gobiernos enteros independientemente de quienes estaban en el gobierno" como sucedió en Italia y Grecia.

España es uno de los principales destinos de los migrantes ecuatorianos.