El Centro Cultural y Educativo Reyes Católicos de Bogotá inauguró hoy una gran exposición retrospectiva del pintor colombiano Pedro Nel Gómez, pionero en el desarrollo del arte contemporáneo en este país.

Este artista plástico, que nació en 1899 en Anorí (Antioquía) y que falleció en 1984, en Medellín, la capital de ese departamento, es reconocido como uno de los más sobresalientes muralistas de Latinoamérica junto a los mexicanos Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros.

Esta exposición reúne 70 obras de Gómez y conforma la segunda muestra que realiza este centro cultural en los últimos meses en honor a los mejores pintores de la historia de Colombia.

"Nos propusimos hacer un repaso y dar a conocer el arte de Colombia del siglo XIX y XX. Primero expusimos a Francisco Antonio Cano y luego traemos, tal vez, al mejor pintor de Colombia, que es Pedro Nel Gómez", indicó en una entrevista con Efe el vicerrector del centro y curador de la exposición, Daniel de Campos.

Gómez fue un pintor moderno que se situó entre el expresionismo alemán y el cubismo de Picasso, y fue llamado por el artista suizo Le Corbusier como "el Masaccio americano".

"Más que ser original, es originario, es decir, da a conocer la vida política, social y cultural de su época, así como sus mitos", afirmó De Campos.

Asimismo, aseguró que "ningún artista se había atrevido a pintar a la Colombia de esa época con sus miserias y sus grandezas".

Su obra muestra la vida de campesinos y cafeteros, retratos de su familia y personajes que él mismo admiraba, como el Libertador Simón Bolívar, y otros líderes colombianos, entre ellos el caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, asesinado en 1948.

Gómez dejó una gran legado de paisajes que dibujan la Medellín de su tiempo, la mayoría acuarelas, que se complementan con trabajos en lápiz y óleo.

Sus más importantes murales se encuentran hoy "en los muros de los edificios públicos de la ciudad de Medellín", recordó De Campos, doctor en Bellas Artes.

Las demás obras del artista están en la Casa Museo Pedro Nel Gómez, que él mismo fundó, y que permitió que fueran trasladadas a Bogotá para esta exposición, la más grande de sus piezas que se ha hecho hasta ahora fuera de ese recinto.

La exposición estará abierta al público en el Centro Cultural y Educativo Reyes Católicos hasta el 7 de diciembre próximo.