El campeón reinnante Borussia Dortmund se subió el sábado a la cima de la liga alemana de fútbol al dominar la edición 139 del clásico del Ruhr para vencer 2-0 como local al Schalke.

Robert Lewandowski anotó de cabeza a los 16 minutos y el brasileño Felipe Santana aseguró el resultado a los 61.

"Fue simplemente un buen partido de fútbol desde el primer minuto hasta el último", dijo el entrenador de Dortmund, Juergen Klopp.

Bayern Munich puede superar al Dortmund en la cima, si gana en su visita al Mainz el domingo.

Además, Hertha Berlín rescató un empate 3-3 con Bayer Leverkusen luego de ir ganando por dos goles, gracias a dos tantos de Pierre-Michel Lasogga. Eren Derdiyok hizo los tres goles del Leverkusen.

En otros encuentros, Nuremberg venció 1-0 a Kaiserslautern, Hoffenheim empató 1-1 con Friburgo, el colero Augsburgo venció a Wolfsburgo por 2-0 y Hannover igualó 1-1 con Hamburgo.

Dortmund no vencía en su estadio al Schalke desde mayo de 2007, pero llegó a siete victorias en ocho partidos de liga tras un arranque dubitativo.

"Vi a un equipo de adultos contra un equipo de niños de escuela en la primera mitad", dijo el técnico de Schalke Huub Stevens. "Demasiados jugadores no jugaron a su nivel normal".

Los locales se pusieron adelante en forma merecida cuando Lewandowski conectó de cabeza un tiro libre de Marcel Schmelzer.

El paraguayo Lucas Barrios pudo ampliar a los 29, cuando Joel Matip se lanzó al suelo para tapar su remate.

Los visitantes levantaron su nivel luego del descanso pero, tras una buena jugada de Mario Goetze, Dortmund anotó en un tiro de esquina.

El arquero Lars Unnerstall llegó a tapar un remate libre de Barrios, pero Santana remató el rebote desde unos 13 metros del arco para poner el 2-0.