Entre enero y septiembre, los casos de violencia doméstica en Uruguay aumentaron más de 20% con relación a 2009, registrándose una denuncia cada 34 minutos.

Así lo indicó el Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad en un informe difundido el viernes, cuando se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género.

El informe señaló que 11.597 denuncias de violencia doméstica se registraron en los primeros nueve meses de este año, 200 más que en igual período de 2010 y 2.000 más que todas las registradas en 2009.

En lo que va del año también se produjeron 38 asesinatos de mujeres como consecuencia de la violencia de género.

El presidente José Mujica recorrió el jueves el centro de Montevideo y una zona vecina repartiendo volantes contra la violencia que se ejerce contra las mujeres y reclamó que se tome conciencia del flagelo.

La ex presidenta de Chile Michelle Bachelet, directora ejecutiva de ONU-Mujeres, escribió el viernes en el diario El País de Uruguay que "en las últimas décadas hemos sido testigos de grandes avances; en la actualidad 125 países cuentan con leyes específicas que penalizan la violencia doméstica, algo inimaginable hace 20 años. El Consejo de Seguridad ha reconocido la violencia sexual como táctica de guerra deliberada y planificada".

Recientemente, en una reunión de las Naciones Unidas en Montevideo, Bachelet sostuvo que la violencia de género no hace "distinciones de países, sea por motivos raciales o religiosos o de otro tipo. Es un mal generalizado".

Agregó que actualmente 603 millones de mujeres y niñas viven en países donde la violencia doméstica no es considerada un delito, seis de cada 10 mujeres han sufrido violencia física o sexual en su vida, más de 60 millones de niñas son obligadas a contraer matrimonio y 140 millones de niñas y mujeres sufren mutilación femenina, mientras más de 600.000 son traficadas a través de las fronteras cada año en su mayoría con fines de explotación sexual.