El ex presidente colombiano Alvaro Uribe sugirió a los opositores venezolanos que le cuestionen al actual mandatario Juan Manuel Santos su vínculo con su par de Venezuela Hugo Chávez.

La sugerencia fue hecha en una reunión realizada el jueves entre opositores venezolanos y Uribe (2002-2010) en un hotel del norte de Bogotá.

"Dicen que el presidente Santos va a Venezuela el 28. ¿Por qué no producen un manifiesto en los días anteriores y lo publican diciendo eso: 'presidente Santos, estamos desconcertados. ¿Cómo le dan ustedes más peso a 800 millones de dólares o a 400 que a los valores democráticos? Los valores democráticos no tienen precio", dijo Uribe en el encuentro, según una grabación divulgada por el noticiero colombiano de televisión CM&.

Los gobiernos de ambos países han confirmado que Santos viajará a Caracas el 28 de noviembre para un encuentro con Chávez.

Entre los opositores asistentes a la cita estuvieron el dirigente socialcristiano y ex candidato presidencial venezolano Eduardo Fernández, así como el actual alcalde de Caracas Antonio Ledezma y el ex embajador de Venezuela en Colombia, Fernando Gerbasi.

Fernández dijo el viernes a radio Caracol que no comentaría los dichos de Uribe y aseguró que la posición política de los opositores a Chávez las toman sólo los venezolanos.

Sin mencionar a Uribe, el vicepresidente colombiano Angelino Garzón dijo en la jornada que la voluntad del gobierno Santos es fortalecer "las relaciones con todos los países, incluyendo los de la región y por supuesto con Venezuela y su gobierno, con quienes compartimos 2.300 kilómetros de frontera común y esta realidad nos obliga a entendernos y a mantener relaciones de cooperación".

Pero además "así como no queremos que otros países intervengan en nuestros asuntos internos, debemos ser muy respetuosos de no hacerlo tampoco nosotros", agregó Garzón citado en una nota de prensa de su despacho.

En los dos últimos años de su gobierno, Uribe mantuvo tensas relaciones con Chávez, a quien acusaba de dar protección a rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio venezolano, algo que Caracas siempre negó.

Cuando Santos llegó a la presidencia en agosto de 2010 reanudó las relaciones diplomáticas con Venezuela rotas por Caracas en julio de aquel año.

Tradicionalmente Venezuela fue el primer socio comercial de Colombia con un intercambio que llegó a por lo menos 6.000 millones de dólares en 2008. Luego se desplomó por los roces entre Uribe y Chávez.