Un reportero de radio en Filipinas fue herido de bala después de utilizar un programa para acusar a la policía de estar coludida con narcotraficantes, informaron autoridades el viernes.

Gerardo Rosales, jefe de la policía en la ciudad de Cagayan de Oro, informó que James Licuanan, de la estación de radio DXIF, recibió un disparo en el pecho cuando se dirigía a casa en motocicleta después de su programa de radio el jueves por la noche.

El reportero cayó de la moto y recibió otro disparo antes de refugiarse en una estación de bomberos que estaba cerca. Los hombres armados huyeron de la escena en motocicleta.

Un regulador de la prensa filipina informó que 123 periodistas han muerto en el país desde 1986.